Fotografías de Antonio José Morales Villegas, Chema Hernández, Daida Suárez, Laura Swing y Miguel Ángel Roldán.

del 26 de diciembre al 26 de enero.

 

El Niño Jesús vino al mundo desnudo, como Adán y Eva, como tú y como yo. Luego ya, dando un salto de la hostia, vino lo del destape en España y todo eso pero antes pasaron hambre con los cuerpos, al menos de puertas para afuera. Ahora podemos, sin acritud, por la palabra y por la acepción política, dejarnos puesta la piel para despertar la atención del que mira, del que siente, del que contempla celebrando la Navidad con las caretas y los vestidos que tapan la verdad desnuda.

La palabra clave es erótica, la palabra que sobra es against porque es contra, porque separa porque no me gusta contra a no ser para encontrarnos en la discusión, en la piel, en las letras, en el arte y tal… y la que se celebra es christmas. Yo hubiera hecho fotografías con Vírgenes´s Secret desnudas y San Josés bomberos y niños comiendo chocolate y turrón pero todos, no sólo los nuestros, nutridos.

Estos fotógrafos, radicales porque son artistas, rellenan el espacio de imágenes que interpretan un mundo propio en el que la ropa sobra por su falta de naturalidad, por su fibra Prêt-à-porter de chichinabo, que a todo le salen ya pelotillas sea caro o barato. Las pelotillas fuera como en las fotos y las bolas en el árbol. 

El futuro dirá si las fotos de estos 5 artistas perdurarán tanto como la Navidad o se perderán en el contemporáneo belén de vanidades. Yo les veo pluscuamperfecto futuro pero ya se sabe que en Navidades uno se viene arriba como si nos llovieran aguinaldos del cielo.

Pasen y vean esta exposición, expuesta y ligera y si van a hacer un regalo con el quedar bien, regalen fotografía que siempre viste.

Antonia Molinero

Antonio José Morales Villegas

Chema Hernández

 

Miguel Ángel Roldán

Laura Swing

Daida Suárez